Un episodio de inusuales características alteró la normal tarea judicial en el Juzgado de la calle Muniz

0

Según datos extraoficiales, un hombre denunciado por violencia doméstica y que además se encuentra en proceso de divorcio, se aprestaba a declarar en el primer piso, cuando intentó autoeliminarse arrojándose por las escaleras hacia la planta baja del edificio.

El hecho que generó nerviosismo y confusión, se originó sobre la media tarde de hoy, dejando atónitos a los allí presentes.

El individuo, que a pesar de la espectacularidad de la caída no habría sufrido heridas de gravedad, debió aguardar por espacio de 30 minutos para ser asistido.

A esta hora se encuentra en observación en un centro médico del medio.

El incidente obligó a la suspensión de algunas audiencias, entorpeciendo por varios minutos la circulación vehicular.

 

Compartir.

Dejar una Respuesta